Third Winter

|



video

Planicies

|

As soon as I become the victim,

I invoke the last stream of the mountain


 

(en los trazos de mi voz)


 

I am, but I am yet to be

Between this memory and the Land


 

Claiming voices ascend

as conveyed

By a Mesozoic Music strang-ing itself


 

I am that –

The consciousness that is not will


 

Signed by The rubicund Blacksmith in the ardent stone.

Hormone

|

A veces miro las puntas de mis pies.

Y me pregunto,

¿qué he hecho?

¿cómo se han logrado escapar de mí tantas bocanadas de arena silenciada?


 

Hoy me dan ganas de morir.

Y muero.

Revivires tercos me devuelven a mis últimos 5 segundos, siempre.

Revolucionada a mil por minuto – Lucecillas pueblan la zurda-


 

BLINK


 

mil nombres, un circuito

una puerta, delicadas exhibiciones ergonómicas, táctiles, extáticas

una máquina nueva, un estupendo auto azul, una zanahoria cae víctima de la centrífuga

un cuerpo, una conciencia atada a lo irreprochable de lo humano


 

un piecito que aún cabe en mi mano

errores errores errores / bellotas

un cerebrito que aún cabe en mi voz


 

hongos infernales en el bosque de Oberón

charcos charcos charcos / machitas

el fuego se consume

huele a sulfuro – péndulos sin voluntad


 

muerta, viva

y/o
r

me miro los pies que aun caben en mi mano, en mi voz

fui mi error, pronto, pronto – tortuguitas cebándose en mis heridas


 

¿qué he hecho?

¡¡¡SORPRESA!!!

Dear Sir, Madam

|

not feeling good no sir

Puertecitas artesanales de dolor desaparecen bajo mis manos como llagas se multiplican los ínfimos rostros del amante de inconcebible carne que penetra esta soledad purpúrea intestinos desengañados bajo el cielo cibernético carentes preposiciones uniendo terribilísimas furias rozagantes parpadeantes en algún callejón rojo de un burbujeante pueblecillo al norte de Neerlandia.


 

not feeling good no madam

Velas silenciadas y médiums digiriendo la carne deshilachada de algún cliché que lastimero deambula sin pausa sin propósito los comedidos espacios cercenados por infusiones de mercurio y aspartame; larvas y estampitas en el bolsillo, padre virgen y espíritu santo contrapuestos por algún asno maldiciente en el despertar autómata de un pequeño murciélago furioso rozagante parpadeante crucificado vocifera tan sólo eso

por qué diablos me habéis abandonado

Sin Niñez

|

recelosos terroncitos atrapados en diminutos, brillantes trajes de maternales ilusiones de control

afilan sus colmillos

sin titubeos devorarán al niño que sueña


 

escaramuzas, mentiras Infantes salidas del vientre de la Cebada Reina Quimera

se dispersan sin progresión alguna atravesando el caos de su Reino

queridos Frankenboys

monzones inundarán vuestras recalcitrantes vísceras


 

Cazadores, desnudos canallas cobardes

Mordiendo una galletita navideña en el parpadeo de miles de almas

Consumidos en la hambruna de su frío corazón


 

parapetos se desgarran en el festín de carne agobiada

derretida en la alquímica obsesión del Enfermo

nada más

sino

marionetas de cuencas vacías que tientan en vano por una visión celestial ya consumida.

Childless

|

wary little mounds trapped in shiny tiny suits of motherly illusions of control

sharpen their fangs

without hesitation will devour the dreaming child


 

skirmishes, Infant Lies begotten from the Gorged Queen Deception

scatter progressiveless across the chaos of her Reign

dear frankenboys

monsoons shall flood your recalcitrant viscera


 

Hunters, coward naked bastards

Biting a speculaas in the blink of a million souls

Starved in their own coldness


 

parapets tear asunder in the consumption of enervated flesh

melted down in the alchemical obsession of the Sick.

nothing else but

eyeless puppets groping in vain for a heavenly sight of yore.

primer día de enero

|


 

el mapa interno de mi ciudad persiste

quiero recorrerlo

como a esta página en blanco

mi lápiz azul ahuyentando el tedio


 

La tinta se resiste


 

maravillosa palabra que genera comezón primitiva

sopor, incomprensión, incomunicación

básicos demonios que habitan el tiempo


 

simplemente extraño la capacidad de olvidar

no crecen lotos en este erial anónimo


 


 

Pulsión primitiva

|


 

La palabra de hoy, combate

La palabra de mañana, persistencia

La palabra de siempre, anhelo


 

todas, palabras frígidas

aguardando esa caricia,

verbo fértil que reverbera en las cicatrices de mi vientre


 

las invoco en el silencio súbito del sueño    

el cuerpo se resiste, canturrea ubicuos impulsos eléctricos


 

desde la epidermis hasta la linfa cálida

se extiende

la sombra inconcebible de esta esfera viviente

que hemos nombrado Planeta


 

Golpeando la ventana de mi espíritu en clausura,

te aguardo benéfica e irreconocible

Volcanes a contraluz

|

He

llegado a pesar de mi propio cuerpo que lucha en el espacio

devorado un manojo de flores rojas, escupiendo ceniza


 

Voz en callado desafío a la infinita imagen entrecortada por la contradicción.

        


 

las hojas brillaban en la noche

estrujadas en la exhalación febril de la ira

razón despavorida por el callejón del tren


 

Mi grito atravesó ese otro corazón que ardía

Mano de movimientos infructuosos convulsos

Corrí hacia el vacío,

el aire empapado en las fosas, en las cuencas, en la cicatriz de mi vientre.


 

Perfecta tormenta, réplica del alma.


 

Conocí que mucho amor             


 

Es incontrolable

Conocí que tanto amor


 

Y el deseo tenía la palidez de la muerte, la extrañez de un ego desfigurado

Absoluta entrega que destila la transición de un espíritu colgado     4


 


 

Mi cabeza se hunde en mis manos, en el mar turbio de mis ojos

¿Qué naves se pierden en el vórtex del ánimus?

        


 

Nimbus

|


 

The Geography of this barren sky has no boulders, no rivers

high and heaped clouds, buzzing right in my ear

are beckoners of echoes in a dream


 

Light-full mirror

Transmogrified by the prism of rain

Shallow face that shuns me again

                as I hear my voice conveyed by solar winged carts

                set afire once and again

                in the woe of Apollo


 

Never again the ironic gust of wind will blow my faith

*

whilst

*

it

disintegrates in the stolid contemplation

of this depthless heaven, earthly boundary of a gazed piece of mind